miércoles, 26 de mayo de 2010

Inversión Extranjera Directa en la economía mundial

Al analizar la Inversión Extranjera Directa, es importante distinguir entre el flujo de IED y el stock de IED. El flujo de IED se refiere a la cantidad de Inversión Extranjera Directa que se lleva a cabo durante un periodo determinado de tiempo (normalmente un año). El stock de IED se refiere al capital total acumulado de activos extranjeros en un tiempo determinado. También hablamos de flujos salientes de IED, es decir, la salida de IED de un país y flujos entrantes de IED, es decir, la entrada de IED a un país.


El crecimiento de la IED



Los últimos 20 años han atestiguado un marcado incremento tanto en el flujo como en el stock de IED en la economía mundial. El flujo saliente de IED anual promedio se elevo de alrededor de 25 mil millones de dólares, en 1975, a una cifra récord de 430 mil millones de dólares, en 1998. El flujo de IED no solamente se aceleró durante los ochenta y los noventa, sino que también lo hizo rápidamente el comercio mundial. Entre 1984 y 1998, el flujo total de IED de todos los países se incremento alrededor de un 900 por ciento, mientras que el comercio mundial lo hizo en un 121 por ciento y la producción mundial e un 34 por ciento. Como resultado del caudaloso flujo de IED, para 1998, los valores globales de IED excedían los 4 billones de dólares. En total, 45 mil compañías matrices tenían 280 mil afiliados en los mercados extranjeros que colectivamente producían un aproximado de 7 billones de dólares en ventas globales.

La IED está creciendo más rápidamente que el comercio y la producción mundiales debido a varias razones. A pesar del declive general en las barreras comerciales que hemos atestiguado durante los últimos treinta años, las empresas todavía tienen temor de las presiones proteccionistas. Los empresarios consideran la IED como una forma de evadir las barreras comerciales futuras. Gran parte de la inversión de las compañías automotrices japonesas en Estados Unidos, Durante los ochenta y principios de los noventa, estuvo motivada por un deseo de reducir las exportaciones de Japón y lograr mitigar así las tensiones comerciales entre las dos naciones.

En segundo lugar gran parte del incremento reciente en IED ha estado motivado por los notorios cambios políticos y económicos generados en muchas de las naciones del mundo en vías de desarrollo. El cambio general hacia las instituciones políticas, democráticas y económicas de libre mercado, ha estimulado la IED. En gran parte de Asia, Europa del Este y Latinoamérica, el crecimiento económico, la desregulación económica, los programas de privatización –abiertos a los inversionistas extranjeros- y la eliminación de muchas restricciones relativas a la IED han hecho de todos estos países puntos de atracción para los inversionistas extranjeros. De acuerdo con las Naciones Unidas, entre 1991 y 1996, alrededor de 100 países hicieron 599 cambios en la legislación relativa a la IED. Aproximadamente el 95 por ciento de estos cambios significó liberalizar las regulaciones relativas a la inversión extranjera, para facilitar la entrada de compañías extranjeras a los mercados nacionales. El deseo de los gobiernos por facilitar la IED también se ha reflejado en el incremento notable del número de tratados bilaterales de inversión diseñados para proteger y promover la inversión entre dos países. Para el primero de enero de 1997, existían 1 330 tratados de este tipo a escala mundial, que implicaban a 162 países, esto es, un incremento de tres veces en cinco años.

La globalización de la economía mundial, también está teniendo un impacto positivo en el volumen de la IED. Las firmas ahora ven al mundo entero como su mercado, y participan mediante una IED, en un intento por asegurar una presencia significativa en cada región del mundo. Muchas firmas creen que es importante tener plantas de producción cerca de sus más importantes consumidores. Esto también, crea presiones para una mayor IED.


Inversión Extranjera Directa en América Latina





video


Fuente: Negocios Internacionales, Charles W.L. Hill, McGraw-Hill



>>TRADUCCIÓN A INGLES
<<


Foreign Direct Investment in the global economy

When analyzing foreign direct investment is important to distinguish between FDI flows and stock of FDI. The flow of FDI refers to the amount of FDI that takes place during a certain period of time (usually one year). The stock of FDI refers to the total capital accumulated foreign assets in a given time. We also talked about outflows of FDI, FDI outflows of a country and inflows of FDI, FDI inflows to a country.

The growth of FDI

The last 20 years have witnessed a marked increase in both the flow and the stock of FDI in the global economy. The outflow of average annual FDI rose from around 25 billion dollars in 1975 to a record U.S. $ 430 billion in 1998. The flow of FDI not only accelerated during the eighties and nineties, but it quickly became world trade. Between 1984 and 1998, the total flow of FDI from all countries increased about 900 percent, while world trade grew by 121 percent and global production and 34 percent. As a result of the plentiful flow of FDI, 1998, the FDI values exceeded $ 4 billion. In total, 45 000 280 000 parent companies have affiliates in foreign markets that collectively produce an estimated $ 7 billion in global sales.

FDI is growing faster than global trade and production due to various reasons. Despite the overall decline in trade barriers that we have witnessed over the past thirty years, companies still have fear of protectionist pressures. Employers consider FDI as a way to avoid future trade barriers. Much of the investment by Japanese automakers in the U.S., during the eighties and early nineties, was motivated by a desire to reduce Japan's exports and achieve and alleviate trade tensions between the two nations.

Secondly much of the recent increase in FDI has been motivated by the notorious political and economic changes generated in many of the nations of the developing world. The general shift towards the political, economic democracy and free market has stimulated FDI. In much of Asia, Eastern Europe and Latin America, economic growth, economic deregulation, privatization programs open to foreign investors, and the elimination of many restrictions on FDI have made these countries attractive points for foreign investors.Approximately 95 percent of these changes meant to liberalize regulations on foreign investment, to facilitate the entry of foreign firms to domestic markets. The desire of governments to facilitate FDI has also been reflected in the significant increase in the number of bilateral investment treaties designed to protect and promote investment between the two countries. For the first of January 1997, there were 1330 such treaties worldwide, involving 162 countries, that is, an increase of three times in five years. According to the United Nations between 1991 and 1996, about 100 countries made 599 changes in legislation relating to FDI.

The globalization of world economy is also having a positive impact on the volume of FDI. The firms now see the world as its market, and participate through FDI in an attempt to secure a significant presence in every region of the world. Many firms believe it is important to have manufacturing plants near its major customers. This also creates pressure for further FDI.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada